23 julio, 2007

[General] Y Mendieta lloró...


Se murió Roberto "El Negro" Fontanarrosa.

Creador de un montón de cosas entre las cuales yo sólo conocía bien a Inodoro Pereyra y un poquito, muy poquito a Boogie el Aceitoso. Leí además, en forma casual y aislada alguna otra historieta suya en algún diario argentino, o publicada en Internet.

Ni puedo, ni me corresponde, hacerle un homenaje, ni escribir palabras de agradecimiento, o sentidas reflexiones sobre su vida y su muerte.

Lo único que puedo decir es que, por alguna razón que todavía no descifro, la noticia de su muerte me llegó distinto a lo que hubiese esperado.

Nunca fui de conmoverme especialmente por las muertes de famosos o de ilustres desconocidos, pero será por lo que escuché en los últimos días, y todo lo que recordé de las historietas que leí, que algo tocó. Apenitas, casi nada, pero más que otros.

De repente -supongo- es porque me despierta cierta admiración el espíritu muy especial que tuvo para anunciar que ya no podía dibujar más. "La mano derecha claudicó" dijo.

Capaz que es porque él -a través de Inodoro- se mandó algunas frases tan distintas como geniales como "A veces la picardía crioya es sólo desesperación, Mendieta" o Yo no quiero ser irrespetuoso, Eulogia, pero lo que ha hecho Tata Dios con usté es abuso de autoridá.

Puede ser porque uno incorporó el "Mal, pero acostumbrao" como respuesta a un saludo, o porque se sintió identificado en su adolescencia -y un poco después también- con aquello de que "uno se deslumbra con la mujer linda, se asombra con la inteligente... y se queda con la que le da pelota."

Y de todos los homenajes que vi hasta ahora, hay uno que dice todo sin usar palabras: La tapa de del diario "Página 12".

Así que, de puro atrevido nomás: Chau Negro.



1 comentario:

Gonzalo dijo...

agrego alguna frase:

- Pereyra, míreme a la cara.
- ¿Por qué este castigo, Eulogia? ¿Por qué tanta crueldá?

Con la verdá no ofendo ni temo. Con la mentira zafo y sobrevivo, Mendieta.

- Hay una muchacha en la ciudad que circula diciendo que usted es el padre de sus gemelos...
- Eso es una exageración... De uno de ellos, quizá, pero no de ambos...

- No tenemos que copiar las cosas malas de ajuera, Lloriqueo. ¡Nojotros tenemos que crear nuestras propias cosas malas!

- Estoy comprometido con mi tierra, casado con sus problemas y divorciado de sus riquezas.

- Acepto que la Eulogia es fulera, pero es de las que demuestran la belleza por el absurdo.

- La Eulogia es, lejos, la mejor prienda que conocí en mi vida. Bien lejos... 20, 30 kilómetros. De cerca es así, jodida...