07 marzo, 2007

[General]Puntos de vista.


Hace un tiempito... bueno, un tiempo, iba caminando por una avenida no recuerdo cuál -por suerte no es importante- y me crucé con una de las tantas estatuas vivientes que hay en Montevideo.

Justo en ese momento, un niño y una señora, a quien sin mucho esfuerzo la supuse su mamá, estaban parados contemplándola. La señora se aproximó a la estatua y soltó algunas monedas para que ésta, como es costumbre, saliera de su quietud y devolviera un saludo y una sonrisa.

El niño, quieto y con cara de asombro, se quedó callado unos segundos. Yo aproveché esos segundos para disfrutar de ese gesto de haber descubierto algo genial, y pensaba por mi parte cómo estaría ese niño de maravillado, al ver que una persona podía quedarse así, tan quietita, sin mosquearse.

Por suerte, el mismo niño interrumpió mis pensamientos cuando le dijo a la señora, entre asombrado y divertido: "¡Mirá mamá! ¡El muñeco se movió!"

2 comentarios:

Gonzalo dijo...

opa opa,....
no sabía que tenías blog...
che, después me tenes que explicar algunas cosas de esto y quién es E.V.

Gonzalo dijo...

El otro día me acordé de vos, porque en el informativo del 10, este muchacho pepe cena.....decía que en Salto había "Tensa Calma" ....